¡Hola a todos! Como algunos de vosotros sabéis soy madre de gemelas de 2 añitos. Durante este tiempo he estado buscando cuentos cantados. Estoy feliz por poder compartir con todos vosotros una selección de los que más me gustan, para que los disfrutéis con los más peques.

Cuentos cantados

Como os podréis imaginar, los hijos absorben muchísimo tiempo, por eso ahora me dejo ver menos por aquí. Os aprecio mucho, y lo sabéis, pero lo importante es lo importante 😋. Pero haber estado desaparecida tiene también su parte positiva, ya que durante estos meses, o incluso años, he estado buceando por Youtube y he encontrado cuentos cantados muy interesantes. Por suerte, en mi caso, también me sirven como inspiración. Por eso, desde aquí, agradezco su aportación a todas las personas que menciono.

Si os soy sincera, podría limitarme a publicar sólo las melodías que yo vaya creando, pero considero que hay grandes profesionales al otro lado de la pantalla y es maravilloso que os lo ponga «en bandeja». Así soy yo. Todos podemos aprender de todos, y si aportamos nuestro granito de arena podemos crear una playa en la que disfrutar. Pura vocación por mi parte.

Unos detalles a tener en cuenta: todos los enlaces son LISTAS de reproducción, es decir, os regalo 5 recomendaciones que, en realidad, son decenas de cuentos cantados. Ojalá os pique el gusanillo (¡como el de Bellaterra!) y busquéis por vuestra cuenta otras melodías para los cuentos. ¡Hay para todos los gustos! Ah, en algunos libros tenéis la canción a golpe de click, escaneando un código QR.

  • «Canciones diminutas», de Bellaterra.
«Cuentos cantados», de Ba-Ba Música:
«De la cuna a la luna», de Las canciones de Bea: 
«Canciones y cuentos cantados», de Baby Music Estimulación:
«Cántame un cuento», de Aidalaut:

También os informo de que estoy realizando un curso de metodología Gordon a través de IGEME, que ya está dando sus frutos. Próximamente os enseñaré un cuento cantado de Kalandraka, con una melodía compuesta por mí. De verdad, ¡me hace mucha ilusión!

Y, de corazón, os invito a que cantéis mucho a los peques de la casa. Seguro que todos conocéis alguna canción, de vuestra infancia, actual… No es necesario que utilicéis ningún instrumento, porque ya tenéis el más valioso: vuestra propia voz. Ni os imagináis el regalo que les estáis haciendo a vuestros hijos. 😉